Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Corruption in Milan [normal]
Vie Ene 14, 2011 1:18 pm por Invitado

» The Experiment |Nuevo| (Normal)
Mar Ene 04, 2011 11:47 pm por Invitado

» Aphrodisiac Twilight, FORO NUEVO {Afiliación}
Dom Ene 02, 2011 6:57 pm por Invitado

» Twilight Saga Rol {Élite}
Miér Dic 22, 2010 12:49 pm por Invitado

» Grill Fest/ciudad del pecado/ -Normal-
Vie Dic 17, 2010 11:44 pm por Invitado

» Foro Una Peligrosa Adicción
Mar Dic 14, 2010 1:42 am por Invitado

» Cambridge University NUEVO +18
Dom Dic 12, 2010 12:07 am por Invitado

» Cambridge University NUEVO +18
Dom Dic 12, 2010 12:07 am por Invitado

» Crepúsculo, NUEVO FORO {Afiliación}
Miér Dic 08, 2010 4:00 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 45 el Dom Oct 30, 2016 7:32 am.
Estación.
Nuestro Boton

Código:
<a href="http://http://eleclipsedetuvida.vampire-legend.net/portal.htm"><img src="http://illiweb.com/fa/pbucket.gif" alt="" /></a>



Celebrity Cruise •••
Licencia de Creative Commons
El Eclipse De Tu Vida by El Staff is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.
Based on a work at eleclipsedetuvida.vampire-legend.net.

You are able to change me?# {Margh}

Ir abajo

You are able to change me?# {Margh}

Mensaje por Alec H. Volturi el Miér Nov 24, 2010 12:10 pm

Era un día lluvioso en Volterra, era raro…normalmente en esta época no llovía, faltaban aun un par de semanas más para la temporada de lluvias. Se podía notar que el clima era helado. Me acerque a un ventanal, para ver como las gotas chocaban contra el vidrio. Puse mi mano en el, para intentar tener un contacto con ellas, pero solo pude sentir el lizo y trasparente vidrio que me impedía sentir la humedad del clima lluvioso.
No tenía nada que hacer este día. La mañana me la pase solo en mi habitación, leyendo un poco literatura francesa pero tantas letras sin pocas imágenes aburrió mi mente deseosa de algo interesante en que enfocarse. Mi hermana no se había dejado ver, extrañaba su presencia a decir verdad, era difícil mantenerme lejos de ella, esos lazos que nos unían era como imanes que nos hacen estar juntos en todo momento, pero sabía que ella a veces deseaba desaparecer de la vista de todos, era una forma de relajarse, de tanta incompetencia que tenía que soportar, ¿pero tenía que hacerlos lejos de mi? Yo el ser que más la necesita, y que sin su cariño, como acompañamiento no podría vivir. Era ridículo lo sabia pero era la única persona que podía ver mi lado sensible que aun se mantenía latente en mí, como una llama encendida a punto de ser apagada por el frio amargo de mi ser.
No pude evitar sonreír entre las sombrías de esta tarde nublada, solo el deseoso sentir de una nueva emoción este día así brillar mis ojos. Podía ser que mis ojos vieran algo nuevo que los inquietara.

Tome un abrigo negro, perfecto para ser usado en un clima como este, solo por ser algo humano tome un paraguas que se encontraba en el closet de mi habitación en lo más profundo de él, era anormal que lo sacara para usarlo. Suspire, mientras cerraba las puertas del closet, para luego dirigirme a la puerta de mi habitación y salir de ella, en busca de mi diversión.
Inocentemente esperaba encontrarme con Jane, miraba por los pasillos y olisqueaba solo para sentir su presencia cerca, para poder avisar de mi temporal ausencia, pero si una seña de ella. Gruñí fuertemente, era odioso que mi hermana me pidiera explicaciones cuando me desaparecía, pero cuando yo traba de hacer lo mismo solo me daba la espalda y huía de la situación para no enfrentarme.
Negué con la cabeza, siguiendo mi camino hasta llegar a la recepción del castillo, no me di cuenta si alguien estaba ahí, solo continua sin mirar atrás. Al estar fuera de las enormes paredes del castillo. Abrí el paraguas negro que me protegería de la lluvia, me puse rápidamente unos guantes de cuero y comencé mi caminata bajo la lluvia. Nadie estaba afuera, todo mundo estaba resguardados en sus casas, calientitos sin pasar el frio de un día lluvioso. Serio, comencé acercarme a unos callejones, para llegar a una de las plazas. Me fastidiaba mucho salir cuando los humanos estaban vagando por la ciudad, son muy ruidosos y sobretodo desesperantes, además que su aroma perturba mis instintos deseos de acabar con sus vidas mortales.

Al estar a punto de entrar al callejón escuche un ruido, el mover de una roca reboto en mis oídos, mis sentidos se agudizaron y una sonrisa maquiavélica, y torcida se dibujo en mi rostro. Cerré el paraguas con elegancia para de un, dos por tres echara a correr hacia el lugar donde ese ruido había comenzado.
Cuando llegue no había nadie, pero si el rastro de aroma de un vampiro, no sabía de quien era, y si alguna vez lo hubiera presenciado mi memoria no lo guardo por no ser alguien de mi mayor interés. Olisquee un rato caminando con la guardia alta y comenzado a dejar notar la neblina densa que formaba mi habilidad especial para anular los sentidos de las personas. Hasta que de nuevo se hizo notar otro ruido y caminar de alguien apresuradamente chasqueado por la culpa de los charcos de agua, deje de usar mi don para de nuevo correr así ahí. Pude ver la silueta de una joven delgada, algo alta con una larga cabellera, no estaba seguro del color por la poca luz que había. Aun así, me lance encima de ella, pasando mi brazo por su cuello mientras con la otra tomaba su brazo para hacerle una llave y impedirle el movimiento. Fruncí el ceño, arrugando la nariz. - ¿Tu qué haces aquí? – Dije, con voz gruesa y tajante, mientras apretaba más mi brazo en su cuello. Y dejaba ver mis colmillos en forma amenazante. Era obvio que ella trataba de escapar de mi, puede notar que sus ojos tenían ese color dorado, hice un sonido de PUAG!, era como los Cullen, pesaban que vivir de animalitos podían sobrevivir, si la sangre humana no podía compararse con nada. Y vaya que lo se puesto que mucho tiempo me alimente de animales cuando Carlisle estuvo aquí tratando de cambiar nuestra dieta, pero esa sangre no era suficiente para quitar esa sensación de ardor en la garganta además de tener un sabor repugnante.

-Vaya, vegetariana, este no es lugar para raza tan impura, no honras el hecho de tener el privilegio de ser inmortal – Replique, mientras la soltaba empujándola de mí. Renegaba de todos ellos, me avergonzaba pensar que igual que yo eran vampiros, ¿Cómo se decían ser vampiros? Si los verdaderos sobrevivimos de los humanos ellos eran unos mestizos indignos de ser tratados con cordialidad por un Vulturi, menos por mí. Pocos podían ganarse mi respeto y admiración, pero eso sí nadie podía ser mejor que yo, solo Alec Vulturi merecería ser el triunfante de todo, ese era el costo de tener mi lealtad y amistad. Mire a la joven, con indiferencia, mientras tomaba el paraguas que había tirado para atraparla. –Vete a tu territorio, este no es lugar para vegetarianos ambientalistas protectores de la vida humana, bastante tiene uno con los licántropos para tener que lidiar con ustedes -. Dije, con sequedad sin dejar ver ninguna expresión en mi pálido y opaco rostro. Tome el paraguas para poner la punta de este en su mentón y levantarlo para visualizar su rostro con mayor claridad. – No recuerdo haberte visto antes, pero bueno era de esperarse, tan pequeña insignificancia no podía tener tanto valor para tener el privilegio de estar en mis recuerdos – Musite, con voz aclarada con leve timbre en ella. Era claro que era egocéntrico pero era una cualidad mía, no ocupaba de nadie para levantar mi autoestima, conmigo mismo era capaz de levantar una ciudad.
avatar
Alec H. Volturi

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 24/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You are able to change me?# {Margh}

Mensaje por Margarett A. Lazcano el Jue Nov 25, 2010 3:05 am

| # Sábado 17 de Octubre;; 1790 # |

|| Vaya, Vaya, Vaya, ¿Quién diria que los humanos serian tan estúpidos? Y aquella era una forma suave de describirlos, pues su testarudez para entender las cosas ó simplemente para llegar a captar que la primera palabra conjugaba perfecto con lo demás de la frase, si, & no era que me creía la reina del mundo ni mucho menos, pero la simple idea de recordar qué yo también formaba parte de ellos me desesperaba, tener que recordar una & otra vez que yo daba vueltas como una vagabunda por los distintos salones de el Instituto para sólo llegar a captar que me tocaba ir al casino a esa hora, & ahora, aquí, revolviendo mi cabello como la simple chica la cual todos pensaba que era & que no guardaba más secreto que bajo la extraña ropa que usaba para tener conciencia de su edad, aquella chica a la cual todos tenian en cuenta cómo la Española de ojos claros, aquellos ojos que como cualquier vampiro en la vida común que teniamos nos dabamos cuenta de inmediato cuando un humano no se resistia a los encantos naturales, era algo instintivo, pues una sonrisa ironica debia de aparecer por muy bueno que fueras; te burlabas de esos seres en minoria de tu categoría, eres el mejor & no lo dudas, yo era la mejor & no, no lo dudaba, & era ahí, en ese momento cuando luego de revolotear mi cabello llevaba mi vista desde los distintos chicos persiguiendo a una de las chicas más glamorosas de la escuela, a darme cuenta de qué no todo era a cómo yo pensaba que debia de funcionar, qué no tenia el poder de la vida, ni mucho menos las ganas en quitar la vida de otro ser vivo; "Si es que asi se le podia calificar" era cómo anunciaba mi padre cada vez que yo salía con el discurso de que deberiamos de tomar otro tipo de vida, pero Nooo D: para qué hacerlo si tenemos toda la vida para tomar conciencia, luego de un rato me quedaba mirando con una ceja enarcada & negaba con la cabeza cómo nombrandome una & otra vez de deficiente mental, "¡Somos Vampiros! ¿Qué me importa a mi lo que piensen los Vegetarianos de nosotros?, Los vampiros son los que beben sangre humana, Margarett, tu no puedes evitar aquello de ver a un humano & sentir para entonces aquella deliciosa excitación por probar su sangre, esa sangre que te condena, ya la probaste, & si bién sólo eres una Neófita ya puedes circular por la calle sin demasiados problemas, tienes control, ya no tiene problema si bebes la sangre de humanos cuando sabes donde parar, los Animales son un asco, y lo sabes, lo probaste & estabas que morias, no bromees"
Cuando estaba apunto de darme ese discurso me detuve de rápido a nada alzando la mano para que no me lo aclaré nuevamente de por lo menos una vez a la semana.

~ Eh, Papá, no sigas ¿Dale?, ya me dejaste muy claro lo que debía y no debia de hacer. ~ murmuré echando la silla hacia trás para levantarme de mi puesto en dirección a mi habitación.
~ Detente ahí Lamoretti ~ pronunció mi apellido con un deje de desagrado en la voz cómo recriminandome por mi acción; no me quedó más que voltearme & quedarmele mirando con una expresión parecida a ·¿Qué diablos quieres ahora, Mierda?·
~ Díme Papá... ~ susurré con un sonido apenas audible pero era obvio, aquel vampiro de fachada superior lo captaria al momento, sobretodo mi tono de indiferencia ante sus conversaciones, y si bien era cierto, odiaba que me aclarara aquello una & otra vez, no me quedaba mas escusa que dar qué estaba agotada por la escuela, aunque tan bién me conocia aquel tipo que ya me daba igual todo lo que dijiera.
~ ¿Piensas cambiar toda tu tendencia de Vampireza tradicional a una especial, enferma, demente bebiendo de esos animales que sólo empeoraran tu digestión? Si es que asi se puede decir. ~ ¿Ahora? Qué me tocaria responder en una situación tan incomoda como esta? Pues nada, si le puedo definir qué hasta me atreveria a dejar a mi familia por conseguir lo que queria, una vida sana. ||


Luego de tantos años, tanto tiempo sin ver a mi familia habia algo que me quedaba claro, y aquello era lo único útil en la vida cotidiana que ahora me estaba enfrentando, quizá, únicamente, cómo lo bueno, lo bueno que habia echo en toda mi vida, pero era aceptable, al fin & al cabo no era de unas costumbres muy buenas & adaptarme a la naturaleza de una ser del cual no tenia idea no es muy conciente para alguien con una lógica superior a la cual podemos encontrar en un niño de cinco años. Sólo habia que pensar un poco más, & era, en tanto las conclusiones que podria sacar de mi vida no constaban tanto de lo bueno a lo que me podria haber visto enfrentada, el estar sóla me ayudó en muchas decisiones que quizá con gente a mi al rededor inculcandome, saldría todo mal, aunque perder en grupo era mejor, preferia verme enfrentada a un planeta en dónde todo era independiente & el desgastar tu vida con estupideces no valian la pena, muhco menos el echo de enamorarse estaba en mi camino, mis pasos eran firmes al declarar lo que en cierto me interesaba, Queria que todo funcionara perfecto para mí & con aquella ideologia en el camino de qué el amor existia no era nada bueno, así que preferiria cien mil veces mantenerme alejada de aquello antes qué quedarme en un traumado tema con lo de la atracción. Hombres muchas, relaciones, ni una, era algo bueno pero malo a la vez; el estar TAN sóla no era tan entretenido a como un Vampiro que se quiere arrancar de su clan esperaria.

Al mover mi cabeza de un lado a otro para desatar mi cabello de la coleta qué llevaba puesta, mis pies se balanceaban de allá para acá, & si bién la lluvia me encantaba, me desagraba el echo de tener que bajarme de la pared alta en la que estaba sentada; para que luego de aquello los charcos de agua empaparan mi ropa & mis zapatos; Cambiarme tantas veces al día era algo desagradable, y no queria caer en aquella estúpidez nuevamente, por lo cual me pasé la jugada de removerme de mi lugar hasta alcanzar el extremo izquierdo de la pandereta, el saltar, & caer de pique al suelo en un lugar sin tanta agua reunida, en tanto mi suerte no era tan buena & el que las piedras resonaran al tomar contacto con el suelo debió de atraer a una & otra persona a mirarme cómo la culpable de tanta molestia en el sitio, aquello me hizo soltar un suspiro & formé una leve mueca con mi rostro sin saber que hacer ahora, de seguro, me iria a mi habitación en uno de los tantos hoteles del lugar ó simplemente me quedaria rondando por las plazas de Italia, ahora, ¿Si me encontraba con otro malvado? Bueno, eso ya era otra trama, tendria escapatoria no?
Al rato que comenzaba a caminar en dirección a la salida del extraño callejón que me habia atraido por estúpido que pareciera, la única explicación posible era la lógica; "Me atraia todo lo que era imperfecto" Ese lugar para mí, era relajante, aunque ya habian un par de personas que de desapercibidas se paseaban por ahí luego de unas compras para no volver a salir en la tarde con el frío que hacia, en supuesta claro.

Aquello, ._. el frío era algo a lo que yo aun no acostumbraba mi compostura, el echo de ver sólo mis cabellos revolotear & notar esa leve brisa rozando las mejillas de mi rostro cómo una caricia me dejaban claro que jamás volveria a disfrutar lo que era el calor & el frío de la vida en sí, & si me habia arriesgado a esto no era más que una falta de mi inmadurez.

Con un paso tranquilo por cada pisada que daba, mis sentidos no estaban del todo aplicado a mi alrededor, sin más explicaciones que dar, era lo obvio; Estaba pendiente de mi diversión y nada más que eso, no andaba en busca de peligro, ni queria encontrarla, pero me sentí más que estúpida e inconciente de mis actos al momento en que alguien rodeaba mi cuello con un brazo firme & maduro a sus movimientos, alguien que nisiquiera se le podria definir una persona común & corriente con demasiadas pesas encima, pues era más que eso, en lo cual yo nisiquiera pudiera sacarmelo de encima, un Vampiro & con mucha más fuerza qué yo, y a conclusiones rapida mi cabeza sólo rondaba lo obvio; "Es un Vulturi, y tú te buscaste el problema con ellos Margarett, es un Vulturi, date cuenta de tu problema "

¿Qué hago aquí? aquello era una pregunta idiota y si bien teina ganas de tirarle esas palabras en la cara no me atrevia a siquiera hablarle por el simple echo del temor, mi padre, mi padre tenia la culpa de todo aquello, de darme una & otra vez en la mente con que ellos eran lo más dificil de aplastar en la tierra, imposible era enfrentarlos & fallido era intentar insultarlos; e intentando voltear mi rostro para saber de quien se trataba, el dolor se precipitaba al máximo de pensar que era posible decapitarme al mismo momento en el que intentaba reconocer su rostro, " Alec Vulturi " fué lo único que pudo rondar en mi mente dando a cuentas de las jovenes expresiones del rostro, y su voz, ese tono de voz particular pero amenazante, temor ya no era lo que tenia, pero si un poco de inseguridad ante lo que podria salir de mis labios como un simple insulto que me condenaria de por vida a sufrimiento ó bién a la muerte instantanea.
Cada cosa que decia luego de soltarme me daban un impulso horrendo de tirarme sobre él para decirle siiquiera un par de cosas; y largarme de ahí sin explicación más, repugnante me salía su mirada sobre mí, aquella expresión de asco por lo que preferian una vida más independiente que la dura condena de desear una & otra vez la sangre humana. Asquerosa podria mirar su vida, sus jefes, los que lo rodean con las ilógicas mentes en las cuales convive & aquella ideologia de que los Vampiros son solo los de OJOS ROJOS, los que beben sangre de humano, & blah, me artaba ya bastante su temita repetido por más de 1000 años.

Cuando ya pensaba en retroceder & olvidarme de este tema, ya que me habia liberado, mi mente se centraba una & otra vez en lo mismo, · Si me voy corro el peligro de que me ataque por la espalda ·; ¿Pero qué más daba? Al momento que bajaba la mirada, hasta que se artara de insultarme a mí y a los de mi ideologia, no pensaba mirarlo, excepto si él me obligaba, "Maldito Paraguas" me repetí en mi mente soltando un leve gruñido qué de seguro el alcanzó a oír; y con una mueca en mi rostro le sostuve la mirada con una ceja enarcada preguntandome cuando se iria de una buena vez & me dejaria tranquila.
¡IMPOSIBLE!, parece que el dejarme con la cabeza chata estaba en sus planes, como para incluso llegar a sacarme de mi scasillas, ¿Impulsiva? Si, asi era yo, no pensaba muy bien lo que hacia, pero en el segundo que mi mano se levantó para darle un golpe el cual de seguro ni sintió en su mejilla, me senti bién por lo menos por primera vez en mucho tiempo, habia echo algo bién por mi misma, y sinceramente no me arrepentia de haberle dado aquella cachetada; pero si ahora me quedaba pagar no habria más que hacerle que retroceder, mis pasos iban contrariados para no chocar con nada en mi camino & le daba la espalda tomando mi paso por el callejón.
avatar
Margarett A. Lazcano

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 24/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.